Mitos y verdades entre los autónomos y la Seguridad Social

Autónomos y Seguridad SocialHay jurisprudencia suficiente que señala que una persona que ingresa menos del salario mínimo no debe pagar cotización a la Seguridad Social porque eso no es un empleo habitual.

Alrededor de medio millón de autónomos pagan más cuota de la debida, y casi un millón, menos de lo que debe. Los autónomos se han convertido en una de las principales preocupaciones de los partidos políticos en las últimas campañas electorales.

El pago de la cuota se ha convertido en una de las principales preocupaciones de algunos colectivos de autónomos, considerando abusiva la factura social e insuficiente la tarifa plana de 50 euros para favorecer el emprendimiento.

Autónomos que pagan más que asalariados

Para cotizar por un asalariado, se exige que la base mínima mensual sea de 764 euros, el equivalente al salario mínimo repartido en 12 pagas. Los autónomos tienen que cotizar por una base mínima de 893 euros.

Actualmente, los autónomos damnificados son los que ingresen mensualmente entre 764 euros y 893 euros y los que se podría decir que realmente están pagando más que el resto. Serían los beneficiados por un nuevo sistema de cotización proporcional.

Por debajo de los 764 euros, los autónomos no están obligados a cotizar estando la normativa poco clara. Pero, cuidado, cuando estos autónomos queden exentos oficialmente de cotizar a la Seguridad Social tampoco tendrán prestaciones. No cotizarán para la jubilación ni para prestaciones como la maternidad o las enfermedades temporales.

Asalariados que pagan más que los autónomos

Por encima de los 950 euros al mes, los autónomos que opten por la cuota mínima (266 euros) están pagando menos que asalariados con esa cifra equivalente a una nómina por sus cotizaciones de la Seguridad Social.

Actualmente hay 1,95 millones de autónomos que son personas físicas y están dados de alta como tales en la Seguridad Social.

En términos anuales, los autónomos se benefician del sistema actual con ingresos a partir de 11.400 euros anuales y la Agencia Tributaria ofrece datos para un tramo de renta de entre 6.000 y 12.000 euros. Con todo, si cogemos todos los autónomos que declaran rendimientos netos por encima de los 12.000 euros, hay  761.106 autónomos que están por encima de esos ingresos. Así que algo más de la mitad de los autónomos personas físicas se puede beneficiar del sistema actual, ya que les permite pagar en proporción de sus ingresos menos de lo que tiene que pagar un asalariado.

Autónomos que pagan de menos

Hay alrededor de medio millón de autónomos pagando más cuota de la debida, y casi un millón pagando menos de lo que debe.

¿Por qué no se puede cotizar lo que se quiera?

En España existe la Ley de Pensiones Mínimas a diferencia de otros países. En 2016, la pensión mínima de jubilación que se puede cobrar (una persona soltera jubilada a los 65 años) es de 636,1 euros. Si el derecho a pensión que se ha generado no llega a esta cifra, el Estado le paga un complemento, llamado “complemento a mínimos”, que le cubre la diferencia. Así pues si un autónomo no cotiza lo suficiente para generar esta pensión mínima, el Estado le pone la diferencia.

¿Por qué en España hay una pensión mínima?

Esta medida se creó para los trabajadores que tenían grandes lagunas de cotización, producidas en muchos casos por la situación irregular en la que estaba el sistema de cotizaciones en España durante la primera mitad de siglo XX (casi hasta la llegada de la democracia). Para percibir este complemento, hay que tener cotizados 15 años a la Seguridad Social, dos de ellos justo antes de la jubilación. Hasta un 40% de las pensiones que reciben los autónomos tiene un complemento del Estado frente a un 23,75% del régimen general.


Artículo original de Belén Carreño.

Fuente eldiario.es.