¿Por qué es importante actualizar WordPress?

Una de las más importantes es mantener actualizados los plugins y plantillas que utilizamos y por supuesto, el propio WordPress.

Esto es así porque, de no hacerlo, nos exponemos a ciertos peligros. Y es que las actualizaciones corrigen errores de todo tipo, la mayor parte de las veces funcionales o meramente estéticos, pero en ocasiones estos errores tienen que ver con la seguridad.

No debemos olvidar que tanto WordPress, como las plantillas y plugins, son en realidad programas informáticos, no muy diferentes de las aplicaciones que tenemos instaladas en nuestros ordenadores y dispositivos móviles. Además son de código abierto, lo que supone que cualquiera tiene acceso al mismo y localizar así posibles brechas de seguridad.

Al estar WordPress tan notablemente extendido, son muchos los hackers que buscan estas brechas para poder inyectar código y hacerse con el control del programa y del servidor donde éste se encuentra instalado. Pero esto no debe inquietarnos, dado que también son muchos los expertos en seguridad que revisan posibles puntos débiles para reforzarlos y mejorar así de manera constante nuestro CMS favorito.

A partir de la versión 3.7, las actualizaciones menores son automáticas en WordPress de manera predeterminada, lo que nos garantiza que no vamos a llegar tarde a aplicar ningún parche de seguridad. Y digo menores porque los cambios importantes siempre requieren de la aprobación del administrador del sitio.

Plugins y Temas

La razón de esta aprobación manual está sobre todo, en la compatibilidad con plugins y temas. Y es que, si el corazón de WordPress es notablemente fiable y seguro, no ocurre lo mismo con plugins y plantillas. Esto es así porque los plugins y plantillas tienen procedencia y calidades muy diversas. Algunos se actualizan muy a menudo, mientras que otros son abandonados a su suerte por el desarrollador sin ningun tipo de garantía o soporte.

Este es uno de los mayores problemas cuando implementamos un sitio web basado en WordPress. Los plugins y plantillas gratuitos no suelen incluir ningún tipo de soporte ni garantía, por lo que debemos ser extremadamente cuidadosos a la hora de seleccionarlos e instalarlos.

A veces, las menos afortunadamente, el código desactualizado puede abrir un agujero de seguridad en nuestro sitio, pero muy a menudo el problema puede presentarse en forma de incompatibilidad con versiones nuevas de WordPress, provocando todo tipo de efectos indeseados. Y ello pese a que WordPress tiene merecida fama por su retrocompatibilidad, es decir, que suele respetar funciones obsoletas con el fin de evitar que estos plugins y plantillas dejen de funcionar de manera correcta.

Es importante que antes de actualizar un plugin, una plantilla o el mismo Wordpress tengamos a disposición la versión anterior guardada en nuestra base de datos. De esta manera podremos recuperar la configuración correcta en caso de fallida en la actualización.


Artículo por: Luis Hernández Peña
Artículo original.