Redes sociales para pequeñas empresas y autónomos

Redes Sociales para pequeñas empresas y autónomos

Si te dijesen que tienes la oportunidad de que tu negocio llegue a cientos de personas (y potenciales clientes) de una forma barata y efectiva, ¿no mostrarías interés?

Por eso te invitamos a que sigas leyendo, porque es precisamente lo que te vamos a contar a continuación.

Empezaremos explicándote cómo las redes sociales se han vuelto imprescindibles en la estrategia de marketing de cualquier empresa.

Y lo haremos dándote solamente dos datos:

  • Uno: la cuarta parte de las pequeñas empresas de España dedican al menos una hora diaria a hacer marketing a través de las redes sociales (y más de el 60% dedica al menos un cuarto de hora).
  • Dos: el 71% de los usuarios de esas redes dicen que prefieren comprar a aquellas marcas con las que están conectados. Ergo…

Si tu competencia está en las redes sociales, y tus potenciales clientes dicen que prefieren comprar a aquellas marcas que también están en las redes sociales… la ecuación es sencilla:

Deberías estar en las redes sociales.

Evitar que la competencia te gane terreno y captar nuevos clientes son dos de los motivos, pero hay muchos más. Estando presente de una forma activa (¡y profesional!) en las redes sociales podrás generar ruido sin gastar demasiado dinero, conseguir nuevas ventas (con ofertas y promociones para tus clientes actuales y contándoles lo que les puede ofrecer tu negocio a tus potenciales clientes) y aumentar el tráfico a tu página web.

Los beneficios de una buena presencia en redes pueden ser enormes, pero antes de lanzarse a la aventura hay que tener algo muy claro: no se trata simplemente de estar, sino de saber estar. No puedes dedicarte a hacer únicamente publicidad, tienes que compartir contenidos atractivos y que aporten valor. Debes publicar allí donde esté el cliente, y hacerlo a las horas adecuadas.

Tienes que comunicar, dialogar, responder dudas, atender quejas, ofrecer servicios, escuchar opiniones…

Tienes que comprender que todos los contenidos que publiques posiblemente no se traducirán en ventas de una forma rápida y directa, pero sí ofrecerán una mejor imagen de tu empresa y generarán un mayor interés por parte del consumidor. Ganarás cercanía y reputación. Estarás construyendo marca, algo que a la larga, se traduce en clientes fieles, y en rentabilidad.

No es fácil y no te saldrá gratis. Es algo a lo que hay que dedicarle tiempo y esfuerzo. Hay que saber qué ofrecer, cuándo y cómo ofrecerlo, y hacer una buena lectura de los datos que ofrecen las redes sociales.

No se trata de tener el mayor número posible de fans, sino de que esos seguidores acaben convirtiéndose en clientes o prescriptores de tu marca. Y es ahí donde entra en juego la figura del experto, porque si quieres que tu trabajo en redes sociales sea efectivo tienes que tener algo muy claro: necesitas a un experto en Social Media para que se encargue de tu negocio en la red.

De otra forma, posiblemente estarás perdiendo tiempo y quién sabe si también reputación y clientes.

Redes Sociales para pequeñas empresas y autónomos

Infografía: SCQ Comunicación

Artículo original de SCQ Comunicación.
Fuente SCQ Comunicación.